Paulo Bravo, vocalista de Pegotes: “Queremos cambiar las cosas para que nuestros hijos crezcan en un país más justo”

Comparte este artículo:

Por Mauricio Varas Meneses

mauricio@chilepunk.cl

Seis discos de estudio, más de 25 años de actividad y cientos de tocatas por todo el país, dan cuenta de la prolífera carrera de Pegotes. Hoy, en plena cuarentena, Paulo Bravo, vocalista de la banda, se toma un momento para conversar con ChilePunk.cl sobre la contingencia y el último trabajo de la banda de Concepción “No somos distintos”.

El disco -en palabras de Paulo- “habla de los niños olvidados que no podemos ver porque les ponen mosaicos en la cara cuando los muestran en la tele. Es una realidad que supera cualquier ficción. Tras ellos hay historias terribles de abandono, maltrato y daños permanentes. Ellos son luchadores, dan la pelea día a día y necesitan cariño, reír, jugar en la plaza o tomarse un helado. Son niños como cualquiera, pero que han tenido una vida difícil… Tuvieron la mala suerte de nacer castigados”.

No todo el mundo lo sabe: Paulo Bravo es psicólogo y trabaja directamente con niños en riesgo social. De ahí se desprende gran parte del contenido del álbum titulado así por una frase de la canción “Mil voces” y que refleja la realidad de los niños abandonados y vulnerables. Una situación que ni el Estado ni la sociedad ha querido abordar.

-Paulo, en el último tiempo se han levantado muchas críticas hacia las nefastas políticas públicas del Sename porque no han solucionado el problema de los niños en situación de vulnerabilidad. ¿Cuál es tu visión sobre este tema?

-En el hogar de menores tenemos que cumplir con una exigencia técnica basada en un programa del Sename, que es un organismo estatal. Pero es un modelo muy deshumanizado, porque al final nos piden cifras y avances desde la parte metodológica y los niños pasan a ser números. Sin embargo, se olvidan que hay detrás hay historias familiares fuertes y un montón de situaciones irregulares que vulneran aun más a este grupo de niños. Es duro tener que bancarse este modelo y por eso me saco el sombrero ante todos quienes trabajamos en esta área. Muchas veces es un trabajo mal remunerado, pero lo hacemos de todo corazón para entregarles cariño a los niños, que es lo principal. Es chocante conocer la realidad de gente con problemas mentales severos y que están en situación de pobreza extrema. A mí eso me cambió la vida.

-Las letras de Pegotes están ligadas a la crítica social, pero también a las vivencias del barrio y la marginalidad. Abordan incluso problemáticas sociales que no han cambiado mucho en los últimos 30 años. ¿Qué opinas de esto? y ¿cómo evalúas el estallido social de octubre del año pasado?

-Provoca sentimientos encontrados. Da rabia porque las molestias que expresamos en nuestras canciones desde hace 25 años siguen vigentes. Es como si dieramos vueltas en círculos. Nos han cagado toda la vida. También es una forma de reafirmar nuestra convicción: mostrar la realidad y nos alegra que la gente con la que hemos compartido, lo reconozca. Respecto al estallido, creo que hoy en día hay mucha gente descontenta y por eso ocurrió lo de octubre. Los cabros, los más jóvenes, nos dieron la pauta para demostrar que no estamos dispuestos a aguantar que nos tengan de las bolas y que el gobierno siga provocando miseria, separación y desigualdad. Hay un grupo no menor de gente que despertó y estamos pendientes y preparados cuando sea la hora de volver a las calles.

(Foto de Muriel Cárdenas)

– ¿Cuál es tu visión sobre la forma en como han ocurrido las cosas en esta “revolución”?

-Los cambios tardan años. A veces demoran generaciones enteras en concretarse y en este país nos acostumbramos a aguantar y agachar la cabeza. Pero cuando ocurren procesos más explosivos y violentos como el de ahora, los cambios se aceleran. Sin embargo, el costo es alto porque hay que lamentar muertos, mutilados y todo lo que implica la violencia en la calle. De todas maneras, está comprobado por la historia que muchas veces no hay otra forma. Porque si los de arriba no están dispuestos a escuchar y legislar en favor de los trabajadores, no nos queda otra que darles con todo lo que tengamos en nuestras manos. (…) Mover masas es una manera, pero también hay que econtrar la forma de paralizar Chile: las empresas, las carreteras, los camiones, todo para que no se produzca ningún peso para los ricos. Gracias a la revolución que estaba quedando en la calle, ellos (los políticos) hablaron incluso de bajarse los sueldos porque estaban desesperados.

-Respecto a tu zona… ¿Cuáles son las principales problemáticas que sufre el Gran Concepción?

-En Conce existe una fuerte industrialización, pesqueras, forestales y empresas depredadoras que tienen la pura cagá, es una de las ciudades más grandes del país y concentra mucha variedad de gente. Hay un montón de personas de escasos recursos que viven en la periferia y mucha mano de obra barata, todo esto provocado por el mismo tema industrial. Yo vivo en Coronel y veo que lo mismo pasa en Lota y hacia el sur de la Región del Bíobío, donde tenemos los niveles de cesantía más altos del país. Debemos crear conciencia y gritar para que eso cambie.

-¿Qué te parece la forma en que el gobierno ha manejado la crisis sanitaria durante la pandemia?

-Yo desde pendejo recuerdo que el gobierno siempre miente, tanto en su forma de operar y sobre el decir las cosas. Además, siempre hay manipulación de los medios de comunicación, de los cuales también son dueños. Desde ahí parte todo mal, porque ya no les crees a las autoridades que supuestamente tratan de cuidarte y eso se sigue reflejando hoy. Hay “cuarentenas dinámicas” pero la gente sigue transitando como si no pasara nada y la única diferencia es que andan con mascarillas. Pero lo más fome de todo esto es que está muriendo mucha gente, sobre todo los viejos… Hay que cuidarse.

Punk rock

Pegotes se formó en 1994 en Concepción y cuenta con seis discos de estudio editados de forma independiente, Pegotes (1999), Tenemos Punk Rock (2000), ¡Hasta cuando! (2003),¡A la mierda! (2010), XXI (2015) y No somos distintos (2019) editado por la discográfica local La Sangre.

La formación actual de la banda es con Paulo Bravo: voz y guitarra líder, Juan Bravo: batería y coros, César Badilla: bajo y coros, Darío Morales: guitarra rítmica y coros.

“Somos una banda de barrio, crecimos y vivimos aún en la misma población y estamos pendientes de lo que pasa con nuestra gente. Queremos cambiar la situación para que las nuevas generaciones, nuestros hijos y nietos crezcan en un país más justo”, explica Paulo.

-¿Cuál es tu visión general del punk hoy en día?

-Técnicamente ha mejorado bastante. Antes era todo muy precario, la amplificación, los escenarios. Ahora las cosas son más elaboradas y hay mayor producción, yo me saco el sombrero porque los niveles de las bandas de hoy son altísimos y cuando el espectáculo está bien enfocado y sirve para ir en ayuda o apoyar, sirve.

-¿Es muy complejo surgir para las bandas emergentes en Chile?

-Los espectáculos se financian con público y mientras más gente reúnas, más posibilidades tienes de crecer, pero hay un montón de bandas con músicos muy dedicados y eso se debe rescatar porque todos partimos de cero. Nosotros nos apoyamos con las bandas que más sonaban en ese tiempo, como Machuca, que nos ayudó bastante porque vivíamos cerca en Concepción. Creo que las bandas grandes deben apoyar siempre y colaborar con las que vienen detrás.

A lo largo de su carrera, Pegotes también ha compartido escenario con bandas nacionales como Machuca, Los Peores de Chile, BBS Paranoicos, Fiskales Ad-Hok e internacionales como Attaque 77, Dos Minutos, Reincidentes y C.J. Ramone, entre otras, posicionándose como referentes del punk rock nacional.

La canción “Mil voces” del último disco de Pegotes tiene un video promocional que refleja la compleja situación que viven los niños y trabajadores en los hogares de menores.

“La frase de la canción ‘no somos distintos’ habla también de que en el fondo, todos tenemos la misma chispa, queremos ser felices y buscamos cariño. Generamos un lazo muy fuerte con los niños que protagonizaron el video y eso hace que te mantengas”, explica Paulo.

Comparte este artículo:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *