Matute Joins: “En nuestra música están lxs postergadxs, lxs oprimidxs y lxs presxs políticxs”

Comparte este artículo:

Con un nuevo disco en el horno: la banda oriunda del Cerro 18 de Lo Barnechea nos cuenta sobre nuevo trabajo de estudio, su nuevo sonido y los planes para lo que sigue del presente año.


Por Equipo Chilepunk / contacto@chilepunk.cl

En Lo Barnechea existen dos mundos. A pocos kilómetros de distancia entre sí, son dos mundos que son una representación de la asquerosa desigualidad en Chile. Mientras la opulencia y la acumulación de capital en La Dehesa permiten un estándar de vida tan alto como el de un país europeo, en el estigmatizado Cerro 18 las precariedades hacen que la gente tenga que esforzarse más y más para sobrevivir.

Ese escenario de injusticia social es el que ve nacer a “Matute Joins” hace 21 años, primero como un grupo de amigos con las mismas inquietudes políticas y luego, como la banda de punk rock furibunda que hemos escuchado en más de alguna ocasión. “Crecimos en esta comuna de contrastes en donde el progreso ha ido alterando y destruyendo nuestro entorno, los recursos naturales y los espacios para el esparcimiento”, explican a Chilepunk.cl.

Siempre desde la noble pero terriblemente difícil trinchera de la autogestión, los Joins están dándole forma a su calendario 2022. “Este año debería comenzar a circular su nuevo trabajo en estudio”, anticipan. Igual que a otras bandas y músicos, la pandemia complicó un poco las cosas y tuvieron que trabajar en el nuevo LP de forma remota. Una vez que pudieron retomar los ensayos, explican que se enfocaron en un “nuevo sonido del grupo” que se relaciona con “la contundencia de las letras, con rítmicas basadas en el punk europeo y la raíz latinoamericana. Hemos trabajado mucho en ello y estamos muy satisfechos con el resultado y esperamos pronto tocarlo por todas partes”. De este trabajo ya circula desde hace un par de meses el clip “El tren de la muerte”, disponible en Youtube.

Se trata de una canción punk rock oscura y con riffs veloces y una letra que retrata crudamente como el neoliberalismo -como un cáncer- hace metástasis en el aparato estatal y por ende, todos los aspectos de la sociedad.

Durante las revueltas de octubre estuvieron bien activos tocando en varios lados, incluso en Plaza Dignidad… ¿Cómo han vivido este proceso político? ¿Y cómo analizan todo lo que el estallido desencadenó?

Somos un grupo de amigos que nos gusta hacer punk político. En su momento la Plaza Dignidad fue una rebelión. Nos quedamos con eso. Y respecto a los otros procesos de la pregunta, tienen que ver con Estado y formas de gobierno. El Estado es el monopolio de la violencia. Es la institucionalidad que dicta las normas. Una constitución es la génesis de todo aquello. Por lo que ni siquiera deberíamos estar hablando de Estado ya que no debería existir.

-Hablemos un poco más sobre el nuevo disco. ¿Qué temas van a abordar en él y qué diferencias marca respecto a los trabajos anteriores de Matute Joins?

-Sobre el disco, desde la parte lírica y conceptual quisimos abarcar el Chile de los últimos años, con todos los movimientos que ya conocemos y como ellos han desenmascarado a este “paraíso neoliberal” que nos ha mostrado la cara más fría y triste se nuestra sociedad, que es cada vez más desigual y violenta. Temas como “El tren de la muerte” van al hueso de lo que ha sido el activismo en nuestras realidades y como lo vemos desde adentro. En cuanto a lo musical, seguimos siendo punk rápido y directo. A nuestra influencia fundamental sumamos para este trabajo bases inspiradas en el punk europeo, básicamente el polaco de los años 80s, muy poco difundido por aquí. Además, música latinoamericana, tratadas desde lo rítmico con mucho respeto y moldeándolas al sonido Matute 2021.

-¿Qué onda el nombre de la banda? Se entiende la referencia, pero… ¿de dónde sale?

Es un juego de palabras… No somos los Johns, sino los Joins, somos diversidad, en nuestra música están lxs postergadxs, lxs oprimidxs, lxs presxs politicxs. Hay resistencia, valentía pa’ enfrentar esta maquinaria individualista, indiferente y poco empática.

Para ir cerrando, ¿qué le dirían a los que lean esta nota?

-Abajo las fronteras! Latinoamérica para todxs. Libertad y autogestión. Mucho aguante a las personas que luchan día a día por un mundo en donde la utopía deje de ser utopía! Para todxs todo!

Comparte este artículo:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.